Radio Milenaria 94.7 FM

Ley No Chat ya es realidad: qué implica la nueva norma para conductores que manipulen su celular al conducir

El proyecto fue aprobado este miércoles por la Cámara de Diputados, luego de seis años de discusión. La nueva norma, que será promulgada en los próximos días, implica cambios importantes en las multas a quienes utilicen dispositivos electrónicos durante el trayecto.

 

Luego de seis años de tramitación en el Congreso y tras de ser aprobada por unanimidad en el Senado el pasado 8 de septiembre, este miércoles la Cámara de Diputados le dio luz verde en tercer trámite legislativo a la Ley No Chat, que aumenta de manera sustancial las multas a conductores de vehículos motorizados que manipulen su celular o cualquier otro dispositivo electrónico mientras estén conduciendo.

 

El proyecto, impulsado por la ONG No Chat en el año 2015, promueve cambios de conductas de los usuarios de vehículos motorizados para disminuir la violencia vial en el país. Según cifras del Anuario Estadístico de Carabineros, en 2020 se registraron 21.756 siniestros vinculados a manejar desatento a las condiciones del tránsito, convirtiéndose en la principal causa de siniestros viales en las calles y carreteras de nuestro país.

 

Claudia Rodríguez, directora ejecutiva de la ONG No Chat y presidenta del Consejo de la Sociedad Civil de la Subsecretaría de Transportes, explica que “la normativa pronta a ser ley define como infracción gravísima, inclusive con suspensión de licencia por 90 días, el uso de dispositivos electrónicos durante la conducción. Esto equipara en cuánto a gravedad al hecho de no detenerse en luz roja o pasarse una señal de disco pare. El conductor recibirá una multa de 3 UTM, el doble de lo que estipulaba antes en la Ley de Tránsito”.

 

WHATSAPP, EL MAYOR RIESGO

 

Un estudio en simulador realizado por la ONG No Chat en colaboración con Mutual de Seguridad a 60 personas entre 18 y 72 años, determinó que quienes utilizaron WhatsApp mientras manejaban tendían a conducir en zigzag, a bajar intempestivamente la velocidad, a irrespetar la señalética e incluso a subirse a la vereda.

 

La investigación logró comprobar que el uso de este tipo de aplicaciones quintuplica la probabilidad de participar en un siniestro de tránsito, así como aumenta en siete veces el desvío de la trayectoria y en 3,7 la no señalización de un viraje.

 

En esta línea, el estudio determinó que el envío y lectura de mensajes a través de Whatsapp y otras aplicaciones de uso cotidiano es el elemento más riesgoso a la hora de conducir un vehículo, llegando a elevar 27 veces la conducción distraída y en tres veces tanto la posibilidad de un atropello como de colisión.

 

“Las cifras sobre siniestralidad y distracción son claras. La aprobación de la Ley No Chat permite que los conductores tomen conciencia de que su comportamiento repercute de forma directa en la población más vulnerable a la hora de los traslados, como lo son adultos mayores, niños, niñas, ciclistas y peatones en general. Esperamos mucho tiempo para que esta norma se aprobara y seguiremos propiciando instancias que permitan disminuir la siniestralidad, terminar con la violencia vial y educar a la población”, apunta Rodríguez.

Comments are closed.